50 anos logo

Especialistas en prospectiva analizan los desafíos y oportunidades de América Latina al 2030

  • Durante foro por el Día Internacional del Futuro
  • Evento organizado por Concytec permitió debatir sobre la importancia de los cambios sociales, económicos y ambientales en el mundo

Con el objetivo de analizar las posibilidades que existen para procurar un mejor futuro, considerando los cambios sociales, económicos y ambientales, el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec) organizó el foro América Latina: Desafíos y Oportunidades al 2030, con motivo de celebrarse cada 1º de marzo el Día Internacional del Futuro.

“Este es un día de reflexión que nos llama a la acción, de pensar en nuestro futuro y trabajar para construirlo”, sostuvo Henry Harman, Director de Políticas y Programas de CTI del Concytec, durante la inauguración del evento que fue transmitido en vivo por las redes sociales y que puede descargarse aquí.

Por su parte, Fernando Ortega, director de Investigación y Estudios del Concytec y  organizador del evento, expresó que el futuro tiene como base a la prospectiva, que es una ciencia social, a través de la cual se analiza el mundo de las posibilidades para construir el mejor futuro posible.

Dicho foro se realizó con el apoyo del Colegio de Ingenieros del Perú y contó con la participación de Lucio Henao, especialista colombiano en prospectiva y Director de ProSeres, quien resaltó la importancia de que se celebre el Día Internacional del Futuro “porque es donde vamos a pasar el resto de nuestros días”.

Tras indicar que el futuro es la voluntad del ser humano que construye día a día y que va de la mano con la prospectiva, sostuvo que la mirada a corto plazo que, por lo general, tienen las personas, empresarios y gobiernos “nos hace caer en la trampa de la espontaneidad y nos volvemos reactivos”.

Consideró que existen diversos factores que influyen en la mejora de nuestro futuro, como el demográfico, el envejecimiento e infertilidad de la población, la interconexión, un mundo cada vez más excluyente, el aceleramiento del desarrollo tecnológico, un mundo con recursos críticos cada vez más escasos.

También, un mundo cada vez más multipolar, los océanos cada vez más contaminados donde América Latina tiene mayor dependencia del mar, un mundo cada vez más digital y donde la tendencia es hablar a más largo plazo de la solución de los cambios sociales, económicos y ambientales que ocurren en el mundo.       

En tanto, el académico e investigador mexicano del Tecnológico de Monterrey con casi 20 años de experiencia en prospectiva, Zidane Zeraoui, aseguró que “todos hacemos prospectiva sin quererlo porque implicar pensar y crear el futuro”.

Dijo que para los prospectivistas no hay un solo futuro y el futuro es lo que se crea intencionalmente o sin quererlo “porque si yo no hago nada alguien va a decidir mi futuro” y en ese sentido consideró que México, Colombia, Perú y Argentina son los países en América Latina que más han avanzado y están a la vanguardia de los estudios prospectivos. 

Enfatizó en que si en los países de América Latina se incluyera un curso de la carrera de prospectiva en las diferentes especialidades “estaríamos generando nuevas generaciones que estén pensando en el futuro, trabajando para construir su futuro y no generaciones que dejan el futuro en manos de otras personas”.  

Indicó que en la actualidad la inteligencia artificial ocupa cada vez más espacio, lo que origina una brecha más grande entre los países del norte de América con los que se ubican al sur del continente, por lo que se deberían de profundizar las acciones para reducir las brechas económicas, tecnológicas y sociales entre los países y dentro de los mismos.

Cabe indicar que el Día Internacional del Futuro es una iniciativa a nivel mundial del Humanity Plus, organización sin fines de lucro que promueve la discusión de las posibilidades de mejora radical de las capacidades humanas mediante las aplicaciones de las tecnologías transformadoras, y del Millennium Project, think tank de pensamiento prospectivo con presencia en más de 60 países.